Las toallas, un artículo de higiene que se usa diariamente en el hogar, incluso algunas se utilizan varias veces al día, como por ejemplo la toalla de manos, que es la que más humedad acumula lo cual provoca un olor muy desagradable.

Durante la temporada de verano las toallas no tardan mucho en secarse, con lo que son menos propensas a retener ese desagradable olor, pero durante el invierno si no dispones de una secadora en casa y necesitas tenderla al aire libre, tardará más en secar y puede que se impregne de malos olores, sobre todo si se trata de un tejido grueso.

Esto puede resultar muy desagradable y una complicación para muchas personas, es por esto que queremos daros algunos consejos sobre cómo mantener las toallas suaves con buen olor y  libres de humedad.

Consejos para cuidar de las toallas

Lo primero es lavar siempre las toallas por separado, es decir, a la hora de poner una lavadora que sea solo un lote de toallas, sin mezclarlo con otras prendas para que puedas lavarlas con agua fría, poco jabón y poco suavizante.

De igual manera, aunque solo pongas una lavadora exclusiva para toallas no cargues demasiado la lavadora. Es importante intentar poner una cantidad de prendas suficiente como para que puedan moverse sin problema dentro de la lavadora para que se limpien correctamente y puedan escurrir bien al momento del centrifugado.

Utiliza detergente suave, preferiblemente que impida la transferencia de color entre las prendas, y poca cantidad de suavizante para que no se apelmacen las fibras del tejido.

Existe un viejo truco para suavizar las toallas, se trata de usar el vinagre blanco como suavizante. Basta con una pequeña taza de vinagre blanco en el compartimiento donde se echa el suavizante y las toallas quedan desinfectadas y esponjosas.

Si te preocupa el olor del vinagre, hay que decir que éste se elimina con el lavado, pero si prefieres no correr el riesgo una alternativa es dejar las toallas en remojo con un poco de vinagre y luego llevarlas a la lavadora pero sin usar suavizante, únicamente lavandolas con jabón.

Eliminar el olor a humedad de las toallas

El vinagre blanco también sirve para prevenir la humedad en la ropa, pero también hay que tener en cuenta la cantidad de jabón que se está usando para las prendas. Si usas demasiado jabón puede que se queden restos en las fibras de la ropa, que al mismo tiempo hace que también quede agua y se produzca el desagradable olor a humedad.

Prueba usando una cantidad reducida de jabón con prendas como las toallas, utiliza la temperatura de agua adecuada y preferiblemente evita el sol si necesitas secar tus toallas al aire libre. Es mejor que se sequen en un espacio donde corra bastante el aire pero no les dé el sol directo.

Esperamos que estos consejos os ayuden a mantener vuestras toallas muy suaves. Recordad que en nuestra tienda encontrarás los mejores accesorios de baño online.

¡Descubre todo el catálogo de HOEM!