El estilo cottage es de unos de los estilos más aclamados cuando el buen tiempo asoma, pero lo cierto es que es un estilo ideal para todas las épocas del año. Así que, si lo que buscas es que tu hogar tenga un toque cálido y romántico basado en la más pura naturaleza inglesa… ¡el cottage es tu estilo!

Cottage, mucho más que decoración

Este tipo de decoración nació en la campiña inglesa. Se caracteriza por fusionar lo clásico y elegante con un toque rústico inglés, dando como resultado estancias acogedoras con guiños a la época victoriana.

Para conseguir un hogar de estilo cottage, los colores predominantes de cada habitación deberán ser los tonos tierra y los blancos en todas sus tonalidades, ya que este estilo busca darle a la casa un toque elegante y romántico a la vez que sutil y relajado.

Otras tonalidades de colores más fuertes que puedes barajar son los verdes, azules marinos o rojos, cuya recomendación te daremos que los incluyáis en formas textiles ya sean cojines, mantas de sofás o tapizados.

Como el resto de los estilos decorativos, el cottage también tiene unos materiales predilectos que acompañan el leitmotiv decorativo de cada salón, cocina o dormitorio. Estos materiales son: madera, porcelana, hierro, mimbre y plantas, muchas plantas.

A lo hora de comprar muebles nuevos es imprescindible que los que compres tengan un marcado estilo inglés y que cada estampado tenga motivos florales de corte romántico que puedas alternar con tapizados lisos en las tonalidades anteriormente mencionadas.

Para conseguir un auténtico estilo cottage, debes cuidar al máximo los detalles, ya que son éstos son los que le dan mas personalidad y estilo. Para terminar, te recomendamos que visites tienda decoración online y adquieras velas, pomos o mantas de sofá para darle tu toque más personal.