¿Estás pensado en darle un nuevo aire a tu habitación? ¿Por qué no empiezas por cambiar el color de tus sábanas y comprar una funda nórdica nueva? Y es que no solo hay que hacer de armario de nuestras prendas en cada temporada, sino que también lo deberíamos hacer con el textil de nuestro hogar.

Las fundas nórdicas pueden ser nuestras grandes aliadas para darle un aire completamente nuevo a nuestros dormitorios. Juega con los colores, texturas o tipos de hilos de las fundas nórdicas y acompáñalas con cuadrantes, mantas para los pies de la cama y múltiples cojines estampados.

¿Qué funda nórdica escoger?

Esto depende de gustos pero bien es cierto que antes de escoger la funda nórdica que más nos guste debemos tener en cuenta que la decoración de nuestra habitación conserve toda su armonía.

De este modo, si la estancia es pequeña, deberemos escoger fundas nórdicas con colores claros para dar mayor sensación de amplitud. En cambio, si tenemos una habitación más grande podremos elegir entre fundas nórdicas de colores oscuros o estampados ya que importará que el peso de la mirada al entrar en el dormitorio recaiga en la cama.

Otro de los grandes debates es: ¿deben combinar las cortinas con la funda nórdica? Aunque a priori pensemos que no es necesario nuestro instinto del buen gusto nos guiará hasta una funda nórdica que no rompa la armonía. Dicho esto, podemos afirmar que la funda nórdica y las cortinas deben combinar. Pero no caigáis en el error de comprar la funda nórdica del mismo color que las cortinas ya que convertirá vuestra estancia en una muy plana y aburrida.

Una vez resuelto con éxito algunos de los problemas estéticos más típicos, llega el clásico problema  que todos tenemos al comprar fundas nórdicas para la cama: ¿qué tamaño de funda nórdica necesito para mi cama? Muy sencillo:

  • Para una cama de 90 se necesita una funda nórdica de 150×220
  • Para una cama de 105 se necesita una funda nórdica de 180×220
  • Para una cama de 135 se necesita una funda nórdica de 220×220
  • Para una cama de 150 se necesita una funda nórdica de 240×220
  • Para una cama de 180 se necesita una funda nórdica de 270×240

Ahora que ya sabéis como escoger vuestra funda nórdica tan solo debéis entrar en nuestra sección de decoración para cama y escoger las que más os gusten.